Una triste mañana sin horchata

Horchata

Los desayunos son algo traumático. No os dejéis engañar. Os dirán toda vuestra vida que es una comida importante del día y que es necesario comenzar la jornada con energías, pero en realidad lo que tendréis que sufrir son los varapalos que te da la vida cuando intentas realizar tan común acción diaria.

Yo me despertaba hoy feliz. Ayer había comprado una botella de horchata para así poder tomarme un vaso de tal dulce bebida en el desayuno. Bien fresquita entra estupendamente, y acompañada con cualquier pequeña cosa sólida es un desayuno de gran aporte energético.

Pero la vida es dura, y mi plan de tomarme un vaso de horchata iba a ser frustrado vilmente. Cual es mi sorpresa cuando me acerco a la nevera tras ya unas horas levantado y al haber realizado mis tareas ordinarias de la mañana, descubro que la horchata no está en la nevera. ¿Qué ha ocurrido? ¿Un ente paranormal ha decidido joderme la mañana y me ha robado la horchata? ¿Estaría ayer bebido cuando creí comprarla? No, la respuesta estaba más cerca de lo que creía.

Asustado ante tal desgracia, fui a preguntar a mi señora sobre el paradero de la horchata… para descubrir la terrible verdad. La noche antes, al llegar a casa de la compra, metió la horchata en el congelador para que la tuviera fresquita. Abro el congelador horrorizado y ahí estaba, mi pobre botella de horchata, convertida en un polo veraniego. Que sí, que me gustan los polos de horchata aunque no los coma mucho, pero lamer un polo de un litro no es precisamente algo que me apetezca ahora.

¿Resultado? No he podido tomarme mi vaso de horchata. El Dios de los desayunos me tiene manía y de vez en cuando me juega estas malas pasadas. Podría haberme tomado un café, pero me ha dado miedo. ¿Y si me explota la cafetera? Aunque yo tomo capuccino de bote normalmente, pero quién sabe. No me fío un pelo. Ya me la jugaron antes con el bollicao que no tenía relleno. Prefiero no tentar a la suerte.

Firmado: un hombre sin horchata.

1 Response

  1. Francisco J. dice:

    Buena anécdota. Sinceramente me encantan mucho esta historia; lo ordinario se puede tornar algo (digamos) intrigante. Espero que sigas publicando esto y claro, más acerca de anime.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>